23 DE MAYO

Cultivar tu auténtico don especial

Un espacio interior es la proyección de tu alma.

Coco Chanel

Muchas de nosotras pensamos en descubrir nuestro auténtico estilo de decoración como en un destino, cuando en realidad se trata de un punto de partida. Yo, a medida que escribo, estoy reconsiderando completamente la casa entera. No para trasladarme a otra, sin para continuar viviendo en ella y seguir amándola. Cómo funciona, cómo es, a quien se parece. Desde luego, hoy no se parece a nadie que yo conozca.

Al despertar a tu autenticidad, es posible que percibas la seductora llamada de las paredes, las ventanas y suelos desnudos, que te atraen como un nuevo amante, mientras las cosas que has ido acumulando a lo largo de toda tu vida ni siquiera parecen notar tu presencia. Sería divertido cenar esta noche con mi marido y mi hija en una caja de embalaje a la luz de las velas esperando ilusionados a que mañana nos trajeran un nuevo espacio interior (la auténtica proyección del alma).

Sin embargo, mi cuenta bancaria, no va a permitir que esta fantasía se meterialice y por tanto debo actuar poco a poco. Debemos interpretar esta situación como una oportunidad y no como un obstáculo en el camino. Los presupuestos a los que debemos ajustarnos en la vida real tal vez retrasen el proceso mas tiempo del que desearía nuestro consciente, pero es el ritmo perfecto para fomentar nuestro auténtico don especial.

Para serte franca, esta mañana no estoy segura de cómo quiero expresarme en lo que me rodea. ¿Y tú? Creía saberlo. He amado apasionadamente cosas que me han proporcionado un intenso placer durante veinticinco años. Pero también he vivido con otras cosas que detestaba tan profundamente que me volví físicamente indiferente a su presencia.. El camino diario hacia la alegría y el bienestar entraña una transformación. Pero la transformación no puede ocurrir sin una transición. Es éste un período de transición preliminar, en el cual las cosas son apenas perceptibles —un rito de iniciación personal para despertar del sonambulismo que invadía nuestra existencia—. El proceso es la realidad y debe abordarse con calma.

Por lo tanto, aprendemos a esperar pacientemente. A reflexionar. Simplificar. Abrazar el orden. Prepararnos. Experimentar. Observar. Embarcarnos en la creativas excursiones a tiendas de antigüedades y de artesanías, a subastas, casa de restauración, establecimientos benéficos, mercadillos, liquidaciones al aire libre, exposiciones de diseño de interior, elegantes tiendas de diseño de decoración, salas de exposición de mobiliario, museos y pinacotecas.

Si ves algo que te gusta, pregunta si va a ponerse a la venta en un futuro próximo. Anótalo todo con detalle. Contempla cómo viven o han vivido otras personas históricas y apúntate a todas las excursiones a casa con jardín que tienen lugar en primavera. Lee libros, recorta revistas y catálogos. Continúa cebando el pozo con imágenes visuales, coleccionando papel todo lo que puedas, desde fabulosos juegos de mesa y sillas hasta formas de limpiar las cortinas para conservar su belleza.

Mary Emmerling—una mujer que adoro, dotada de un increíble estilo auténtico basado en el sentido común—, hace la maravillosa propuesta de confeccionar un cuaderno de decoración personalizado para no perder el hilo de nuestras meditaciones. Ella empleaba un cuaderno de tela con cremallera y hojas de anillas de 15×22 centímetros y muchos bolsillos, para guardar utensilios tales como cinta métrica, tijeras, bolígrafos, clips, sacapuntas y una calculadora. Destina  una sección a cada habitación e incluye en todas ellas una lista, fotografías que ilustran cambios, un plano y un sobre para catálogos de pintura, muestrario de tela y recetas. En la parte de atrás del cuaderno lleva un calendario anual donde anota  las  liquidaciones y los acontecimientos especiales y una guía de recursos personales con los nombres y números de teléfono de tiendas, salas de  exposición, comerciantes y proveedores. Es un archivo de sueños que puedes llevar para tener la posibilidad de plasmar  en papel la inspiración que flota en el aire en lugar de dejar que se evapore sin dejar rastros.

Si te haces eco de alguna propuesta, habrás dado un pequeño paso en el camino del desarrollo y fomento de tu auténtico don especial. El lugar de sentirte frustrada, estarás agradecida de que te hayan obsequiado con el extraordinario regalo del tiempo— tiempo para saber lo que amas y, de esta forma, ser capaz de amar tu forma de vida—.

Sarah Ban Breathnach