28 DE ABRIL

El sentido intuitivo

La intuición es una facultad espiritual y no explica el camino, sino que sencillamente lo señala

FLORENCE SCOVEL SHINN

Se ha dicho que la intuición es nuestro “sexto sentido” y es una capacidad que suele atribuirse a las mujeres. El escritor inglés D.H Lawrence creía que la inteligencia que «surge del sexo y la belleza, es intuición», mientras que la antropóloga Margaret Mead concluyó que la intuición femenina era fruto de nuestro «eterno aprendizaje de las relaciones humanas». No pienso debatir aquí la existencia de un poder intuitivo, es decir, la capacidad de conocer algo sin datos racionales que prueben su existencia, porque sé muy bien que existe. 

Y tú también lo sabes.

La pregunta que hoy quiero hacer es: ¿usas tu intuición? ¿Has aprendido a afinar el instinto interior que constantemente te transmite señales? Imagínate que eres una radio. ¿Estás sintonizada de manera clara con la emisora intuitiva de tal modo que recibas la información que necesitas cuando la necesitas, o sólo captas electricidad estática?

La intuición es el sentido subliminal con que nos dotó el Espíritu para que nos abriéramos paso, sin correr peligro alguno, por ese laberinto que es la vida real. Los animales que viven en estado natural confían en su intuición para continuar vivos; nosotros deberíamos confiar en la nuestra para medrar.

Katharine Butler Hathaway escribió en 1946 que «solamente siguiendo tus instintos más hondos puedes llevar una vida rica y si permites que tu miedo a las consecuencias te impida seguir tus instintos más hondos, tu vida será segura, práctica y mezquina».

La intuición recurre a procedimientos inventivos cuando trata de comunicarse con nosotros. Uno de ellos es lo que mi amiga Dona Cooper, que trabaja en el mundo del cine, llama “la tripa informada”, que a menudo nos obliga a prestar atención provocando una reacción física, visceral en nuestro cuerpo. Una de estas señales intuitivas es el temblor emocional que acompaña al descubrimiento creativo o que nos avisa para que no hagamos algo determinado.

Otro mensaje intuitivo lo recibimos cuando de repente nos damos cuenta de que intentar algo nuevo podría resultar delicioso, lo intentamos y experimentamos un gozo sorprendente. 

Un tercer aviso intuitivo se produce por medio de la revelación; el conocimiento interior que nos ayuda a llegar a un lugar apropiado en el momento oportuno, para que se nos lleve el flujo benévolo de sincronicidad que nos conduce adonde debemos estar tan fácilmente como puede disponerlo el Universo.

Busca hoy dentro de ti la sabiduría y la orientación de tu yo auténtico. Tu yo auténtico espera constantemente para hablar contigo por medio de los susurros de tu imaginación y los vislumbres de tu intuición. Pero si quieres aprender a potenciar esta facultad maravillosa, primero debes estar dispuesta a tener fe y confiar en ella. Úsala en pequeña escala. Úsala todos los días y tu sexto sentido acabará floreciendo y mejorará tu vida igual que los otros cinco sentidos.

William Wordsworth creía que todos podíamos convertirnos en «uno en quien la persuasión y la creencia habían madurado hasta convertirse en fe, y la fe una intuición apasionada»

Y, en efecto, podemos.

Sarah Ban Breathnach