5 DE FEBRERO

Somos una carga para el mundo

«Lo que quiero decir cuando me refiero a vivir conforme a nuestro yo auténtico,  es vivir en el mundo, no de éste» 

William Hazlitt

«Somos una carga para el mundo -se quejó el poeta William Wordsworth hace más de doscientos años-. Con nuestro afán de conseguir y gastar, no hacemos sino desperdiciar nuestros poderes».

Hoy en día muchas mujeres estarían de acuerdo con él. Arrastramos un cansancio crónico debido a nuestro afán de «conseguir», a la cantidad de energía que consumimos con el fin de ganarnos la vida y satisfacer las exigencias de un hogar y una carrera. Y la realidad de la recesión significa que ahora pagamos por lo que «gastamos» ayer. 

Pero pese al pesimismo y desaliento que asalta constantemente nuestros sentidos, existe un medio para rescatar nuestra vida y reivindicar nuestro futuro: consiste en volvernos de espaldas al mundo para reconocer lo que realmente nos hace felices en la vida. Eso depende cada persona, pues no todos tenemos las mismas inspiraciones y deseos. Pero una vez que hayamos buceado en nuestro interior y lo hayamos averiguado poseeremos la capacidad de transformar nuestro mundo exterior .

«Puedes vivir cien años y, al final de tu vida, saber más cosas sobre otras personas que sobre ti mismo», nos recuerda Beryl Markham, piloto y escritor. 

Hoy vuélvete deliberadamente espaldas del mundo. No leas los periódicos ni contemples las noticias de la televisión durante una semana o más tiempo si logras resistirlo. Olvídate de las revistas de papel  que muestran ropa cara destinada a llevarte al éxito. Rechaza la opinión de los otros -por muy inteligentes, creativos y famosos que sean- mientras prosigues tu viaje interior. Reconoce aunque ello suponga un shock, que muchas de tus preferencias y opiniones no son realmente tuyas. Empieza por escuchar la voz de tu yo autentico mientras te señala el camino. Éste nos indica siempre el siguiente paso que debemos dar en nuestro viaje de búsqueda personal. Puede ser algo tan sencillo como ordenar tu mesa de trabajo para poder encontrar ese folleto sobre un curso de pintura a la acuarela para adultos.

Sólo cuando hayas silenciado el clamor del mundo exterior podrás oír la vibración profunda.

Escucha atentamente.

El espíritu esta interpretando tu canción.