12 DE ENERO

La escasez no existe

Cuando el dinero abunda, éste es un mundo de hombres. Cuando el dinero escasea, es un mundo de mujeres. Cuando parece que todo lo demás ha fracasado, entra en juego el instinto femenino. La mujer toma las riendas. Ésta es la razón por la que, a pesar de todo lo que ocurre, continuamos teniendo un mundo.

LADIES´HOME JOURNAL, octubre de 1932

Cuando estás preocupada por tu salud o la de un ser querido, tu mente se concentra como un rayo láser. De repente, lo ves todo con claridad porque te das cuenta de lo que es importante. Vivir es importante. Cada día es un regalo. Pides otra oportunidad para hacer bien las cosas. La mayor parte del tiempo te la concede, y tú lo agradeces mucho.

Pero las preocupaciones económicas te frustran. Te roban la alegría de vivir porque te siguen todo el día como una sombra tenebrosa y amenazadora. Por la noche, acechan a los pies de tu cama esperando a robarte el sueño. Cuando estás preocupada por el dinero los días te horrorizan y las noches te atormentan. Sin pensarlo, desperdicias cada una de las veinticuatro horas que tienes ante ti. Dejas de vivir y simplemente existes.

SI hoy te preocupa el dinero, anímate. Posees la fuerza para cambiar tu estilo de vida y pasar de una sensación de escasez y privación a una de plenitud y realización. El dinero viene y va en nuestras vidas. Lo que debería permanecer constante es la certeza de que la plenitud es patrimonio de nuestro espíritu. La cantante espiritual norteamericana Mahalia Jackson dijo en una ocasión que «es fácil ser independiente cuando se tiene dinero. Pero ser independiente cuando no tienes nada de nada, es como te pone a prueba el Señor».

Esto es lo que he aprendido y quiero compartir con tu espíritu de búsqueda. Cuanto más simplifiquemos nuestras vidas, más plenas serán.

La escasez no existe salvo en nuestras almas.