7 DE ENERO

¿Eres feliz en este preciso momento?

«Tal vez si supiéramos realmente cuándo somos felices, sabríamos que cosas son necesarias par nuestra propia vida»  

(Joanna Field)

¿Eres feliz en este preciso momento? ¿Acaso lo sabes? Casi todas las mujeres saben lo que hace felices a sus padres, compañeros o hijos. Pero cuando se trata de identificar las pequeñas cosas que nos hacen sonreír y satisfacen nuestro corazón, solemos quedarnos cortas.

En 1926, una joven inglesa, Joanna Field, empezó a tener esta sensación de que su existencia no era verdaderamente auténtica, que desconocía lo que verdaderamente la hacía feliz. Para solucionarlo escribió un diario con el fin de averiguar qué desencadenaba específicamente sensaciones placenteras en su vida cotidiana. El diario, A Life of One’s Own, fue publicado en 1934. Fue redactado, confesó la autora, con el espíritu del detective que busca entre las minucias de lo mundano, con la esperanza de encontrar indicios de lo que faltaba en su vida.

Lo que está ausente en muchos de nuestros días, es la verdadera sensación de que estamos disfrutando de la vida que llevamos. Es difícil experimentar momentos de felicidad si no somos conscientes de lo que amamos de verdad. Debemos aprender a saborear los pequeños momentos de autenticidad que nos aportan dicha. 

Experimenta con una nueva receta de galletas. Tómate tu tiempo para confeccionar sin prisas un ramo de flores y poder apreciar sus colores, fragancias o tómate una pausa de cinco minutos para acariciar un gatito que ronronea. Placeres sencillos que están ahí para que los disfrutes. Placeres sencillos que a menudo se pasan por alto.

Joanna Field averiguó que le encantaban los zapatos rojos, la buena comida, los ataques de risa, leer en francés, contestar cartas, perderse entre la multitud en una feria y una idea nueva cuando se comprende.

Comprendamos una idea nueva este año. Comprendamos qué es lo que verdaderamente nos hace felices. Consideremos nuestras preferencias personales y aprendamos a reconocer y luego abrazar momentos de felicidad que son únicamente nuestros.